Cartuchos de tinta de impresora en mares de Florida a Noruega

Compártelo:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El contenedor de un barco perdido por la borda en el Atlántico norte ha provocado que los cartuchos de impresora se hayan lavado en todas partes, desde la costa de Florida hasta el norte de Noruega, según ha demostrado un nuevo estudio.

A principios del 2014, ocurrió un hecho lamentable en el Atlántico Norte, un contenedor de carga lleno de cartuchos de tinta para impresoras, transportado por un barco se cayó al mar y se perdió la mercancía.

A raíz de este acontecimiento, una red de voluntarios ha hecho un seguimiento de las llegadas a costas de los cartuchos de tinta, permitiendo entender a fondo un caso concreto de cómo se dispersan los objetos de plástico en el mar.

El viaje oceánico de la carga dispersa también ha provocado que los elementos se erosionen para formar microplásticos que están contaminados con una variedad de metales como el titanio, el hierro y el cobre.

Desde el 2014, se han localizado más de 1.500 cartuchos de tinta, en mayor medida en las costas del Reino Unido e Irlanda, también en Cabo Verde y en el Círculo Polar Ártico.

Ruta de los cartuchos de tinta dispersos en el mar.

El estudio sobre este avistamiento lo ha llevado a cabo científicos de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido y de la iniciativa Lost at Sea Project. El equipo  combinó datos de avistamientos informados por miembros del público y herramientas de modelado oceanográfico para mostrar cómo los cartuchos llegaron a sus lugares de descanso final.

Algunas fueron transportadas por las corrientes de las Azores y Canarias alrededor del giro del Atlántico norte, mientras que otras fueron transportadas hacia el norte con las corrientes del Atlántico norte y noruegas.

En la revista Environmental Pollution , los investigadores dicen que las fechas de los primeros avistamientos sugirieron que los cartuchos viajaron en promedio entre 6 cm y 13 cm por segundo, lo que demuestra la rapidez con la que los elementos flotantes se pueden dispersar a través de los océanos.

Cartucho encontrado en Newquay

A través del análisis microscópico y de fluorescencia de rayos X, también revelaron un alto grado de intemperismo exterior que provocó que las superficies del cartucho se volvieran tiza y quebradizas.

Esto ha provocado la formación de microplásticos ricos en titanio, la contaminación química de las espumas de tinta interior por óxidos de hierro y, en algunos casos, la presencia de un chip electrónico que contiene cobre, oro y compuestos bromados.

Significativamente, dicen los autores del estudio, esta última característica hace que los cartuchos sean desechos eléctricos y electrónicos y significa que los hallazgos no se rigen por las regulaciones convencionales actuales sobre la carga plástica perdida en el mar.

“Esta investigación también ha demostrado una vez más cómo los plásticos que no están diseñados para estar expuestos a la naturaleza pueden descomponerse y convertirse en una fuente de microplásticos en el medio ambiente. También cuestiona la relevancia y solidez de los instrumentos y convenios actuales que tratan los desechos plásticos y su pérdida accidental en el mar ”.

La contaminación plástica en los océanos del mundo sigue siendo un problema creciente, con la investigación académica, la ciencia ciudadana, las organizaciones benéficas y las políticas gubernamentales en todo el mundo cada vez más centradas en soluciones tanto a la causa como al efecto de los problemas asociados con la contaminación por plásticos y microplásticos.

Con este artículo, hemos querido dar a conocer una noticia, cuya repercusión mediática no ha sido muy grande pero vale la pena saber al respecto y sacar nuestras propias conclusiones.

Tenemos oportunidad de evitar que nuestros cartuchos vacíos lleguen al mar. Reciclar los cartuchos de impresora es tarea de todos. Tanto los que pueden volver a sacarse en el mercado como los que al final no pueden reciclarse, tienen una forma de tratamiento. ¡Contáctanos para conocerlas!

Más artículos